Historia


 







Por ese entonces, la Universidad de Chile acogía todas las iniciativas innovadoras para que el lema del Presidente Pedro Aguirre Cerda, "Gobernar es educar", se concretara en la educación y en la difusión artística. Es por eso, que el gran desarrollo de las artes de la época, se debió en parte esos jóvenes estudiantes inquietos, pero también a la gestión certera del rector Juvenal Hernández, hombre con visión de futuro, quien tuvo confianza y brindó su total apoyo a los fundadores.


Estos 28 jóvenes eran encabezados por Pedro de la Barra y José Ricardo, entre los que destacan, por su continuidad en el ámbito teatral, los hermanos Héctor y Santiago del Campo, María Maluenda, Bélgica Castro, Pedro Orthous, Domingo Piga, Roberto Parada y Rubén Sotoconil. El grupo no contaba con experiencia previa, salvo sus actuaciones como aficionados estudiantiles.


Los cuatros objetivos fundamentales que animaron a este nuevo conjunto escénico fueron: la difusión del teatro clásico y moderno, la formación de una escuela de teatro, la gestación de un público teatral y la presentación de nuevos valores teatrales en todos sus ámbitos. Durante muchos años, estos postulados básicos estuvieron vigentes y pudieron animar a sus componentes.  

En el año 1952 se le otorgó el Premio Nacional de Arte al director del Teatro Experimental, Pedro de la Barra y junto con este premio nacería el sueño de poseer una sala en exclusividad, ya que hasta ese momento todas sus representaciones se habían realizado en los Teatros Imperio, Santa Lucía y Municipal. Y es así como el 10 de noviembre de 1954 se estrena "Noche de Reyes" de Shakespeare-León Felipe, dirigida por Pedro Orthous en la sala Antonio Varas, la que será su lugar de acción hasta hoy.


Luego comienza la etapa de internacionalización del Teatro Experimental, no sólo con las giras al extranjero de las puestas en escenas, sino también con la invitación de destacados directores teatrales extranjeros para la realización de residencias creativas con los actores del Teatro y al mismo tiempo, se propiciaron estudios de perfeccionamiento de los miembros del Teatro Experimental, en diversas partes del mundo. 

Por razones políticas administrativas de las diversas épocas de la Universidad de Chile, El Teatro Experimental se ha denominado de diversas formas: Instituto de Teatro de la Universidad de Chile (ITUCH, 1959), Departamento de Teatro de la Universidad de Chile (DETUCH, 1969), Compañía Teatro Nacional (1974), y Teatro Nacional Chileno (TNCH, 1975) nombre que conserva hasta el día de hoy.


A lo largo de la historia, el TNCH ha contado con 7 Premios Nacionales de Arte y una trayectoria artística que le ha valido variados premios tanto en Chile como en el extranjero por la diversidad, calidad y renovación de la escena nacional.